Saltar al contenido

Homeopatía

Homeopatía

¿Que es la homeopatía?

La homeopatía es una terapia alternativa que tiene como base la ley de la similitud o semejanzas; en esta ley se afirma que las sustancias que provocan determinados síntomas en las personas con un estado de salud bueno, en cantidades mínimas, tiene también la capacidad de curar los mismos síntomas en las personas enfermas.

Los homeópatas para elaborar los tratamientos consultan diversas fuentes las cuales son principalmente libros a los cuales se les conoce como repertorio homeopático.

A la hora de elaborar un remedio homeopático son varios los factores a considerar, el estado físico y psicológico y principalmente el conjunto de síntomas que presenta el paciente, así como su historia médica.

Origen de la homeopatía

El médico alemán Samuel Hahnemann dicto la ley de la similitud a finales del siglo XVIII. Hahnemann sostenía que dosis pequeñas de sustancias que producían ciertos síntomas eran también capaces de crear un efecto curativo en las personas, ya que al reducir la dosis los síntomas tendían a desaparecer.

Hahnemann examino los efectos producidos por las sustancias que se utilizaban en la homeopatía; a este procedimiento se le conoce como comprobación homeopática. Algunos expertos consideran que la ley de la similitud no es una ley médica, sino más bien un postulado.

 

Elaboración de medicamento homeopático.

En la actualidad la elaboración de estos medicamentos es realizada aún bajo las indicaciones originales de Hahnemann, a pesar de que han surgido distintas variantes por algunos de sus sucesores el método clásico prevalece.

Este método consiste en disolver la tintura madre al 1% en alcohol de 70°, una vez se tiene esta solución hay que realizar nuevamente este proceso diluir en alcohol de 70° al 1%; este paso se repetirá 30 veces más.

Una vez la solución se encuentre terminada esta se impregnará en gránulos o glóbulos, aunque también se preparan en gotas, comprimidos y pomadas.

¿Cómo se toma la homeopatía?

Cuando se presenta por medio de gránulos estos han de depositarse bajo la lengua (sublingual), esto con la finalidad de que los medicamentos se absorban de manera rápida; siempre es recomendable evitar tragar estos gránulos o masticarlos. También es recomendable tener libre de cualquier sustancia la boca ya que el tener alguna sustancia pudiera llegar a interferir con el tratamiento.

 

Summary
Review Date
Reviewed Item
Homeopatía
Author Rating
51star1star1star1star1star